La evolución del concepto de Vinyasa en el Yoga Iyengar® Parikrama y Parikarma

Si hay algo innegable en la obra de Yogacharya Sri B.K.S. Iyengar (1918-2014) es su universalidad.

Reconocido mundialmente como el gran Maestro del Yoga contemporáneo, a lo largo de casi ochenta años de estudio y práctica, desarrolló sus propios métodos y técnicas en Yogasanas y Pranayamas y siguió su luz interior al interpretar la filosofía de Patañjali, hasta construir un sistema, que alcanzó en él su cumbre y se hace eco en las voces de la mayor parte de los profesores de Yoga del siglo XXI.

Sin embargo, su enseñanza sobrevivirá parcialmente si sólo se transmite de ella la forma externa, en tanto que su profundo significado, su esencia, se pierde.

Incluso la esencia de su conocimiento de los aspectos más formales del Yoga, Asana y Pranayama, tendrá un futuro incierto sin la comprensión de su lógica interna y de su origen, sin el conocimiento de la motivación que presidió su reelaboración.

Conociendo sus raíces, descubriremos su esencia, su razón de ser.

Con fidelidad a su enseñanza y reverencia al Maestro os presento una secuencia de tres clases bajo el título:

 

La evolución del concepto de Vinyasa en el Yoga Iyengar®

 

Tercera Clase

 

Secuencia de acciones en cada asana

Parikrama y Parikarma

 

Aunque la secuencia de asanas ordenadas según las acciones que se vayan a trabajar en ellas es un componente característico del Yoga Iyengar®; a lo largo de los años, Guruji fue desarrollando una instrucción intensiva y en profundidad de cada asana, dirigiendo la concentración de los alumnos secuencialmente a las diferentes partes del cuerpo (parikrama) y a las acciones (parikarma) que estas han de realizar, ampliando, desde su propia experiencia, el concepto de Vinyasa a la secuencia de acciones dentro de cada postura, para alcanzar su estadio máximo o definitivo.

Las acciones en el Yoga Iyengar® están para ofrecernos una puerta a nuestro interior, para favorecer la introspección y así descubrir el verdadero propósito de las asanas: “citta vrtti nirodhah”, la restricción de la mente, la sublimación de la mente.

 

Tenemos cientos de músculos, cientos de articulaciones diferentes, los distintos sistemas fisiológicos, la mente y la inteligencia. Para encontrar el equilibrio en la postura, hemos de trabajar la secuencia de todos estos ingredientes de la naturaleza, iluminándolos con el más sutil de ellos: la inteligencia. Ella tiene que discernir si existe el correcto equilibrio o no, si lo hay en algunas partes de nuestro cuerpo, pero no en otras. Cuando la

inteligencia sienta el equilibrio en esta secuencia, el cuerpo tendrá estabilidad, su fuerza vital, prana, fluirá sin obstáculos y la inteligencia se verá atraída cerca del alma.

 

Debido a que llevan a la mente desde el apego al cuerpo hacia la luz del alma, las asanas son un instrumento para alcanzar la liberación espiritual. Por ello, deben practicarse con inteligencia y energía para lograr la experiencia directa de la interrelación de cuerpo, mente y alma.

En resumen, podemos afirmar que Guruji partiendo de formas tradicionales del Hatha Yoga aprendidas de su Guru, realizó un avance revolucionario en relación a la práctica y la enseñanza de asanas, para convertirlas, no en un fin en sí mismas, sino en la base sólida de la meditación y de la vida espiritual.

A la explicación de esta evolución, que no tiene precedente, dedicaré la tercera clase que impartiré en la Gran Canaria Yoga Conference el 14 de junio de 2020, abierta a practicantes de Yoga, en general, y en la que os animo a participar.

¡No te despistes!

Home Icon 1
Home Icon 3
Instagram Logo